Nochevieja en Finca El Rocío.

Fin de año en Finca El Rocío.

¿Tienes planes para Nochevieja? ¿Sí? ¿No? Te proponemos una noche maravillosa junto a nosotros.
En Finca El Rocío la Nochevieja 2016-2017 será súper especial.
¡Vamos a celebrarla juntos!

Nochevieja

 

 

La Nochevieja, víspera de Año Nuevo , Año Viejo1 o fin de año, es la última noche del año en el calendario gregoriano, comprendiendo desde 31 de diciembre hasta el 1 de enero (Año Nuevo). Desde que se cambió al calendario gregoriano en el año 1582, se suele celebrar esta festividad, aunque ha ido evolucionando en sus costumbres y supersticiones.

 

En España, la tradición de Nochevieja más extendida es la de las doce uvas. Aunque se piensa que tuvo sus orígenes en Elche, en 1909, año en el que unos vitivinicultores de la comarca alicantina del Bajo Vinalopó la iniciaron para dar salida a un excedente de cosecha,7 realmente está documentada al menos desde diciembre de 1897.8 Consiste en comerse una uva cada campanada que da el reloj de la Puerta del Sol, en Madrid, a las 12 de la noche el día 31 de diciembre, antes, claro, acompañada con una buena cena en reunión de toda la familia. Se dice que quien no coma las 12 uvas antes de que terminen las campanadas tendrá un año de mala suerte.

Desde hace unos años se ha puesto también de moda llevar ropa interior roja: bragas, calzoncillos, una liga, bufanda, gorros etc…

Cada ciudad de España tiene un lugar particular para recibir el Año Nuevo. Allí se reúnen miles de personas frente a un reloj centenario. Después de las 12 campanadas, ya en el año nuevo, es muy común felicitarse el año con todos los familiares de la cena y llamar a, todos los que están fuera. Por esta razón, las líneas telefónicas quedan colapsadas durante varios minutos después de la entrada del Año Nuevo. Luego se brinda con champán, cava o sidra. Hay quien introduce una joya de oro en la copa, generalmente una alianza, para augurar suerte en el año entrante.

Este evento se retransmite en directo por la televisión. Las 12 campanadas son emitidas cada año desde la Puerta del Sol de Madrid. Se come una uva cada tres segundos, una por cada campanada. Previamente, antes de las campanadas, baja una bola metálica del reloj y suenan cuatro cuartos.

En la Nochevieja de 1989, la locutora de Televisión Española Marisa Naranjo se equivocó y anunció como cuartos lo que en realidad ya eran las campanadas, dejando involuntariamente a muchos españoles sin poder comer las uvas.9 Este incidente, muy comentado en la prensa y recordado desde entonces, fue atribuido por la presentadora a diversos problemas de organización de TVE, que, al no disponer ese año de un balcón en la Puerta del Sol, hizo la retransmisión desde una habitación sin vistas ni sonido del reloj, usando un pequeño televisor, y sin ensayo previo ni antelación suficiente.10 En el año 2014 Canal Sur tuvo un importante error. A la 3ra uva se puso la imagen en negro y aparecieron dos anuncios. A consecuencia de ello muchos andaluces se quedaron sin ver las campanadas.

Además de las campanadas y de las doce uvas, es muy típico en muchos municipios de España, la recepción del Año Nuevo mediante el encendido de grandes hogueras.

También en la ciudad de Coín (Málaga), Málaga (Capital), Pamplona, El Viso del Alcor (Sevilla), en Nájera (La Rioja), Lebrija (Sevilla) y Casariche (Sevilla) existía una costumbre que ya va siendo tradición de disfrazarse en esta fecha, pudiendo ver el casco antiguo lleno de personas disfrazadas poco después de las campanadas,tiradas de cohetes, fuegos artificiales, muñecos de trapos que después eran quemados como en la fiesta de San Juan.

Hay que añadir que desde hace unos años se celebra en Salamanca la Nochevieja Universitaria el último jueves antes de las vacaciones de Navidad. Esta celebración tiene sus orígenes en un grupo de compañeros de la facultad que decidieron tomar las 12 “uvas” en forma de gominolas en la Plaza Mayor de Salamanca a las 00.00, ya que el día de Nochevieja (31 de diciembre) cada uno de ellos estaría con sus respectivas familias en sus ciudades y no podrían celebrarlo juntos. Esta ‘tradición’ se está extendiendo por toda España y todas las ciudades quieren celebrarla. Oficialmente se celebró por primera vez en 2008 en Salamanca, en 2009 en Zamora, y de nuevo en Salamanca en 2010. Se debe saber que, en 2010, a pesar de que la fiesta oficial era en Zamora tuvo más éxito la fiesta salmantina.